Primero usable, luego bonito

Hace unos días que estoy leyendo sobre cámaras digitales. Como con cada cosa que me quiero comprar voy de review en review, analizando todos los pormenores de las candidatas a ser mi compañera de aventuras (más se complica cuando el presupuesto no es muy abultado).

Hace unos días mientras estaba leyendo opiniones sobre uno de estos modelos en un grupo de Flickr, terminé en el sitio de Ken Rockwell, un apasionado por la fotografía que por cierto, recomiendo a todos aquellos que están por meterse en ese mundo donde las fotos son un poco más que enfocar y apretar un botón.

La primera vez que ví el sitio de Ken lo que hice fué darle al F5 para que recargue la página, ya que supuse que no había cargado bien el CSS, pero no, el sitio es así, tan básico que asusta. Sin logos, links azules como si estuviesen por defecto, incluso las únicas imágenes que se muestran son para un link donde el autor pide ayuda y las fotografías.

KEN

(El sitio de Ken Rockwell

Pero, luego de hacer un reload pensando que “algo estaba mal” me di cuenta que el sitio era así, y quizás adrede, por lo que me puse finalmente a hacer lo que debía, y era leer un excelente artículo titulado “porqué tu camara no importa

Al final de la mañana del domingo había pasado hora y media leyendo este excelente sitio, lo mejor del caso es que la usabilidad del mismo es fabulosa, tenemos back to top, links principales tanto en el header como en el footer, y sobre todo, en cada momento el sitio inteligentemente pone un enlace en un lugar donde casi “obliga” al visitante a seguir leyendo.

Esta visita a un sitio cuyo diseño “gráfico” es casi inexistente me demostró (una vez más) que para que un sitio web cumpla con sus objetivos su diseño éste debe enfocarse en la accesibilidad y usabilidad como primer punto,  y en todos los demás aspectos, luego.

Esta visión de la accesibilidad sobre todo parece fácil de implementar pero se complica en el mundo real, y más cuando los clientes creen que lo más importante de un sitio web es que sea “lo más lindo para la vista posible“. En mi caso y como un usuario antideluviano de internet que además es beta tester de varios amigos diseñadores webs mi consejo es que a lo sitios los armen desde la usabilidad, que para hacerlos bonitos, siempre hay tiempo.

Categorizado en: