Chrome con extensiones: ¿Adiós Firefox?

Como todo entusiasta de la informática vengo probando versión a versión las mejoras del navegador Google Chrome. Si bien desde sus comienzos me había dejado con un muy buen sabor de boca debido principalmente a su performance, su interfaz intuitiva al máximo y algunas características innovadoras como la barra de navegación y cuadro de búsqueda compartido seguí eligiendo Firefox por un motivo no tan justo con el navegador sino por un tema de conveniencia: Los benditos complementos.

Y es que, siendo sinceros, si ponemos todos los navegadores como vienen de fábrica creo que no quedan dudas de que Chrome se lleva las palmas. Quizás algún defensor acérrimo de Opera pueda presumir que su navegador es el más completo por default y los de Safari que es el mas “lindo” aunque mirándolos un poco más a la distancia a mi entender Google Chrome sacaba ventaja desde sus inicios. Cuando se lanzó Chrome el juego para Google era complicadísimo. Por un lado había un mercado saturado de Internet Explorers (generalmente habitado por usuarios novatos que no saben lo que es un navegador y que creen que la “e azul” es internet y los usuarios corporativos que no pueden elegir otro navegador) y por el otro el gran pedazo de torta de Firefox, compuesto por un publico mas entusiasta que por lo general lo eligió “por algo”. Ese algo podría ser desde usar un OS que no sea Windows a usar variedad de complementos, como fue mi caso.

Excelentísima teoría acerca de la inspiración para el logo de Chrome.

¿Pero que sucedería cuando Chrome se haga “modular” y pueda ser “potenciado” con complementos? Esa era una pregunta que me hacía desde que lo lanzaron. Solamente puedo decir que desde que comencé a usar Chrome con extensiones estoy dejando cada vez más de lado al Zorro (perdón, Panda) colorado. Por un lado me siento infiel y me da un poco de pena ir abandonando un producto por el cual simpatizo desde hace tantos años pero así es la vida, este post fue escrito desde Chrome.

Lo que es cierto es que a nivel porcentual los entusiastas de la informática que usamos complementos en el navegador (somo seguramente lo seas tú, querido lector) somos una minoría, pero también es cierto que estamos hablando de una minoría que se fuerte en internet, creando, compartiendo y publicitando contenido y productos, y el hecho de que cada vez mas “geeks” usen Chrome puede ser un empujón en publicidad gratuita (que nunca viene mal) para Google. Para los demás, basta con un link hacia la descarga de Chrome en la home de Google, que debe tener “algunas pocas” visitas por día.

Cada vez más estoy convencido que es una cuestión de tiempo.

¿Y tú? ¿Usas Firefox? Si es así… ¿Lo dejarías si Chrome “hace lo mismo”?

Categorizado en: