Esculturas de grafito de Dalton Ghetti

Son esas cosas que cuando uno las ve, no puede creer que sean de verdad. Y luego pasa a preguntarse: ¿Cómo lo hace?. Pues bien, creo que las super mini esculturas de Dalton Ghetti, no solo son obras de arte sino que desafían las leyes de la física. Tanto así que uno comienza a buscar en las imágenes la forma en la que cada una de ellas fue elaborada.

Corazón colgando de una cadena realizados en el grafito interno de un lápiz.

Si bien es cierto que muchos artistas utilizan lápices para crear esculturas, hasta ahora no conocí ninguno que se haya dedicado a esculpir el grafito en su interior. De esta forma es como Dalton Ghetti convierte un elemento de uso diario, y con tanto simbolismo en el soporte para sus pequeñas obras maestras.

“En la escuela solía tallar el nombre de un amigo en la madera del lápiz y dárselo como regalo. Luego, cuando me introduje en la escultura, solía hacer piezas enormes de materiales como madera, pero decidí que quería retarme a mi mismo intentando hacer cosas lo más pequeñas posibles.”

Dalton Ghetti

Desde el 2002 Dalton se encuentra trabajando en el 9-11 memorial, que consiste en 3000 lágrimas del tamaño de un grano de arroz, también elaboradas a partir del grafito de lápices comunes #2. La obra vio la luz este año en conmemoración de los 10 años del atentado contra el World Trade Center de New York, en el New Britain Museum of American Art de New Britain, Connecticut.

Pero nada habla de un artista como su propia obra, así que los dejo para que se maravillen con estas fantásticas obras y agradezco al blog de David Airey.